El yute es conocida como la fibra dorada es una de las fibras naturales más largas y más utilizadas para diversas aplicaciones textiles.

La planta

El yute se extrae de la corteza de la planta de yute blanco y en menor medida del yute de la tossa. Es una fibra natural con brillo dorado y sedoso El yute es un cultivo anual que toma alrededor de 120 días para crecer.

Se desarrolla en zonas tropicales. El yute es un cultivo que no tiene necesidad de fertilizantes o pesticidas. Se dan aproximadamente 2 toneladas de fibra seca de yute por hectárea. El yute es una de las fibras naturales más asequibles en el mundo.

La fibra

El yute es largo, suave y brillante, con una longitud de 1 a 4 metros. Las fibras de yute se componen principalmente del material vegetal celulosa. Las fibras se pueden extraer mediante procesos biológicos o químicos.

Su limpieza se hace mediante el proceso de pila, escarpado y encintado que involucran diferentes técnicas de agrupación de tallos de yute y remojo en agua para ayudar a separar las fibras del tallo antes de la separación.

Después de este proceso se comienza la separación.

Beneficios ambientales

La fibra de yute es 100% biodegradable y reciclable y, por tanto, amigable con el medio ambiente. Una hectárea de plantas de yute consume alrededor de 15 toneladas de dióxido de carbono y libera 11 toneladas de oxígeno. Cultivar el yute enriquece la fertilidad del suelo para la próxima cosecha. El yute no genera gases tóxicos cuando se quema.

Los sacos y costales con los trabajamos son hechos de yute entre otros materiales, te invitamos a adquirir y hacer uso de este bondadosa fibra natural.